Google en Uruguay: hacia la sociedad en la nube

Esta semana se supo que Google anunció la compra de un predio de 30 hectáreas en el Parque de las Ciencias en Canelones.

El objetivo del proyecto que está en trámite en diversas oficinas de gobierno es instalar un Centro de Datos para almacenamiento y procesamiento de datos tecnológicos y manejando así contenidos de Internet a nivel internacional, con lo cual se avanza a una mayor inserción del país en la sociedad en la nube y en la prestación de servicios de importación y exportación digitales.

La instalación de la sede, que es parte de la red global de Centros de Datos de la empresa, viene avanzando y negociándose desde la gestión del anterior gobierno y es parte de una creciente batalla por el negocio de la nube y la consolidación de la sociedad en red a escala global. Estos Centros de Datos son una de las bases físicas de la creciente economía colaborativa soportada en redes globales cuyos servicios vemos en Netflix (11% del tráfico mundial de Internet), así como Google, Facebook, Uber, Airbnb, Zoom, y muchos otros cuya expansión se viene consolidando y que se ha acelerado con la pandemia. Es una inmensa red de servidores repartidos conectados por fibra óptica donde se alojan y procesan datos y corren programas y servicios informáticos.

Esta economía en red global se está incrementando por la mayor demanda de acceso a servicios remotos y la mayor capacidad computacional que impulsan el mercado de servicios en la nube, donde Amazon y Microsoft se mantienen como los líderes al capturar en conjunto cerca del 12,8 por ciento. En el 2019 los centros de Datos alcanzaban a 45 zettabytes y se calcula un importante crecimiento futuro por el cual finalmente la mayor parte de los datos y servicios informáticos del mundo estarán alojados y procesados en estos Centros de Datos a escala global de unas pocas empresas.

En reciente informe indica que el mercado de servicios en la nube creció en el 2020 en medio de la pandemia, en un 24,1% alcanzando a 312.000 millones de dólares para todo el año. Pero a su vez las grandes empresas como Amazon, Microsoft, Salesforce (la plataforma CRM número 1 en el mundo), Google y Oracle capturaron en conjunto el 38 por ciento del total mundial del negocio de la nube y tuvieron un crecimiento de 32% en el año. Este crecimiento se continúa produciendo y en el primer trimestre de este año 2021 se incrementó un 37% respecto al mismo trimestre del 2020. La nube se conforma como el centro de la economía y los entornos digitales.

Se ha informado que es probable que el complejo informático que se instale en el Centro de Datos del Parque de las Ciencias en Canelones sea el 21 de la red de Centros de Datos de Google en el mundo y el segundo de América Latina luego del que existe en Chile, desde enero del 2015. (13 en USA, 2 en Asia, 5 en Europa). La mayor parte de su función es el soporte a los servicios de Google, ya que por ahora es este un competidor global de bajo porte (menos del 10%) en la prestación de servicios a terceros a escala global.

Los negocios en la nube son múltiples: infraestructura como servicio (IaaS), software de infraestructura de sistemas como servicio (SISaaS), plataforma como Servicio (PaaS) y software como servicio (SaaS). Este último, que se apoya en las Apps o aplicaciones de los celulares, es casi el 50% del negocio global. Apoyado en el mercado móvil de telefonía, que son a la vez de las compañías con más peso en la era digital. No es solo telefonía inteligente sino, además, la creación de software y el uso de aplicaciones (App) (simplificación del inglés application) que permiten utilizar los equipamientos y las redes con sistemas de aprendizaje móviles y otros servicios.

Uno de los componentes que más ha crecido en la era de Internet son los dispositivos inteligentes en red, que en un primer momento lo constituyen los teléfonos móviles que pueden acceder a Internet a través de aplicaciones, con lo cual aumentó exponencialmente también la cantidad de personas que acceden a las herramientas de aprendizaje a través de aplicaciones mediante dispositivos móviles o estaciones fijas. Esto está teniendo una enorme oportunidad educativa que Uruguay ha utilizado por primera vez gracias a la pandemia y que deberá ser proyectada a largo plazo y no como oferta de emergencia.

El proyecto tiene sus complejidades, ya que requiere un soporte enorme en infraestructura humana y material. En tal sentido, los ejes más complejos del proyecto son el consumo de luz y de agua, y los recursos humanos en el área. En lo eléctrico, requiere un suministro continuo de energía ya que los ordenadores funcionan 24 horas 365 días al año e implican un muy alto consumo.

En este caso, ello puede ser provisto por el sistema de abastecimiento eléctrico de UTE con base en una subestación en el interior del predio, dados los enormes excedentes de energía que actualmente tiene el ente por las compras obligadas contractualmente que tiene de energía eólica de fuentes privadas y que hoy impactan negativamente en la ecuación de costos y el derecho de energía. Casi que sin la instalación de Google se seguirá perdiendo energía y UTE seguirá teniendo inversiones y contratos sin beneficios reales.

El otro tema complejo es el suministro de agua para el enfriamiento de los sistemas informáticos que ha llevado que en algunos países se instalen los equipamientos en contenedores bajo aguas frías. En este caso el proyecto propuesto tendrá un sistema de enfriamiento que consiste en torres de enfriamiento de circuito abierto, intercambiadores de calor, enfriadores, bombas y tanques de almacenamiento de agua que será provista por OSE. Sin duda, aquí hay un cuello de botella importante a resolver.

Pero la otra área problemática es la referida a los recursos humanos. Ya hace meses la Cámara de Tecnologías de Información ha venido reclamando políticas para encarar el incremento de la oferta y la demanda en el sector de informática. Sin encarar profundamente el tema educativo la inserción en la sociedad digital no será viable sin fuertes limitaciones.

Sin duda que la continuidad de políticas de este proceso de inversión de Google es uno de los ejes centrales que debe mantenerse y que implica cada vez más pensar en políticas de Estado en el avance hacia una inserción más potente en la sociedad digital. Pero ello requiere también políticas en las áreas de recursos humanos.

4 Comentarios

  1. GRACIAS FRENTE AMPLIO !!!! Fué, en efecto, el FA que en 2018 habia comenzado los negocios con GOOGLE, que se continuaron. O sea es un logro MAS de la izquierda: hasta ahora, el gobierno del pituco inutil no ha realizado ninguna inversion del gobierno de la derecha !!

  2. Google sabotea los telefonos en argentina porque no se le aseptan permisos a funciones deprivacidad de las personas y redes sociales y en estas si alguien comenta contra la derecha y nombra a eeuu israel y inglaterra te mandan advertencia en ingles y si no controlas bien lo escrito al momento de enviar …te desvirtuan el texto te mueven la pantaya ….y para colmo te quieren obligar a husar favebook y samsun que si tenes gmail te obligan a poner un email tambien ojo no se coman el verso y facebooc ya vendio datos de los contribuyentes recuerden y venesuela los echo por conspiracion

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Opinión