Empleo en tiempos de Covid-19

El Gobierno Nacional y las Intendencias Departamentales pusieron en marcha el Programa de Oportunidad Laboral para uruguayos que están desempleados. El mismo consiste en 15.000 jornales solidarios, de forma transitoria, comienza en el mes de junio hasta noviembre 2021, en todo el país.

Está dirigido a personas entre 18 y 65 años, sin empleo. Su financiamiento se suma a los 900 millones dólares previstos en Fondo Covid-19. Sin embargo, desde la oposición, durante el tratamiento parlamentario de dicho Programa, tanto en Cámara de Diputados como en Cámara de Senadores, se manifestó que era «insuficiente y tardía», así como también que «la política laboral fracasó en esta etapa de pandemia».

Rebobinemos en el tiempo: antes de la pandemia, el Uruguay tenía una tendencia negativa de reducción de los puestos de trabajo, de aumento de las tasas de desocupación, y también con un incremento en el número de trabajadores en el seguro de paro. En los tres últimos años anteriores a la pandemia se perdieron 50.000 puestos de trabajo.

En febrero de 2020, la tasa de desocupación alcanzó el 10,5%: la cifra más alta desde el año 2007 hasta ese momento. Asimismo, el promedio de trabajadores en el Seguro de Paro durante el año 2019 fue de 47.000. Obviamente, como en todo el mundo, la pandemia tuvo un impacto muy fuerte sobre el empleo, y nuestro país no fue la excepción.

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social rápidamente empezó a adoptar una batería de medidas a lo largo de este período tan complicado. Intentaré resumir algunas de las más importantes, las primeras tienen que ver con el sostenimiento del empleo, comenzando con el uso del instrumento seguro de desempleo, y prórrogas del seguro de paro (con la aprobación de la Ley Nro. 18.399); en tal sentido, durante el 2020 se tramitaron 8.452 expedientes de solicitudes de prórroga que alcanzaron a 43.807 trabajadores.

El uso del régimen de seguro de paro parcial, creación de este período, logró el mantenimiento del vínculo laboral y la continuidad en el trabajo para un número importante de trabajadores. Durante el 2020 fueron cubiertos un total de 53.096 trabajadores por el seguro de paro parcial.

Luego, por Resolución Nro. 526/020, se estableció un régimen especial consistente en la flexibilización de los requisitos para acceder al seguro de paro, permitiendo el acceso a ciertos sectores de actividad que no cumplían con los aportes requeridos.

También se adoptaron regímenes especiales para jornales o destajistas, trabajadoras domésticas, trabajadores dependientes afiliados a la Caja Notarial, así como también para los trabajadores vinculados al turismo y a los eventos. Otro instrumento absolutamente fundamental para acompañar el proceso de crisis fue el subsidio por enfermedad.

Desde el mismo día 13 de marzo de 2020, desde que se decretó la emergencia sanitaria mediante el Decreto No. 94, se estableció que el trabajador que tuviera que cuarentenarse iba a estar alcanzado y protegido por el subsidio por enfermedad.

Tiempo después se amparó por subsidio por enfermedad a los trabajadores mayores de 65 años, trabajadores de la caña de azúcar, así como también al personal de la salud. En cuanto a las medidas de promoción del empleo, por Ley No. 19.877 se otorgó subsidio a los monotributistas del Mides, que alcanzó a 10.000 trabajadores, con fondos provenientes del Inefop; por Decreto No. 190 se dispuso aporte mensual para las empresas por cada trabajador reintegrado o contratado nuevo, beneficiando a 22.280 empresas y 38.000 trabajadores.

En el mismo sentido se realizó para trabajadores del sector turístico. Además, se aprobó el Decreto Nro. 358 que estableció un nuevo subsidio por cada trabajador reincorporado del seguro paro parcial. En el mismo sentido, a los artistas, autores y guías turísticos sin ingresos.

Por otro lado, se ha dispuesto la exoneración de aportes patronales de numerosas empresas. Muchas de ellas son micro y pequeñas empresas. Se estableció la exoneración el año pasado, por Ley N.° 19.872, del 40% de la prestación tributaria unificada para monotributo y monotributo social del Mides.

Se estableció la exoneración por un año de aportes patronales para empresas transportistas escolares y de cantinas de centros educativos. También por un año se otorgó la exoneración a empresas de sectores particularmente afectados: eventos, fiestas, congresos, agencias de viaje, transporte turístico, aeropuertos, transporte aéreo de pasajeros, empresas de sala de cine y distribuidoras cinematográficas, entre otras.

Con respecto a la capacitación laboral, Inefop reconvirtió sus cursos de capacitación laboral a la modalidad remota. Durante 2020 hubo poco más de 60.000 trabajadores que accedieron a diferentes tipos de cursos, y 1.597 empresas que recibieron algún tipo de apoyo.

Finalmente, agregar que además del Programa de Oportunidad Laboral para uruguayos que están desempleados, mencionado al comienzo de esta columna, se prevé impulsar nuevas medidas en próximas semanas; la primera tiene que ver con un nuevo subsidio de tres meses por $ 7.305 mensuales para trabajadores sin ingresos mínimos que pertenezcan a los sectores más afectados por las restricciones de marzo de este año, que incluirán a alrededor de 8.000 personas.

La segunda, tiene que ver con exoneración del 100% de los aportes patronales para las empresas vinculadas a los sectores particularmente afectados por las medidas de marzo de 2021, así como también otras exoneraciones tributarias y reducciones de tarifas públicas.

Y la tercera, modificación a las normas de promoción de empleo, para centrarlo en jóvenes y mayores 45 años. En definitiva, tenemos un Gobierno Nacional, incluyendo naturalmente al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, con enorme responsabilidad y sensibilidad social por el empleo en tiempos de Covid-19.

1 Comentario

  1. LO QUE NO DICE LA NOTA ES QUE LA INVERSIÑON EN LA CRISIS DERIVADA DE LA PANDEMIA ALCANZA APENAS AL 1,6% DEL PBI, LA MÁS BAJA DEL CONTIENTE. TAMPOCO DICE QUE SE PERDIERON 60.000 PUESTOS D TRABAJO EN MENOS DE UN AÑO Y QUE HAY 100.000 POBRES MÁS, LA ORTODOXIA PURA DEL GOBIERNO NOS LLEVÓ A ESTA SITUACIÓN DE DESASTRE, A LOS CUAL SE SUMAN RÉCORD DE CONTAGIOS Y DE MUERTOS POR EL VIRUS. SI UNO LEE ESTA COLUMNA PIENSA QUE VIVIMOS EN EL PAÍS DE WAT DISNEY. EL AUTOR ES UNA MENTALIDAD OBTUSA. REALMENTE, LAS FOCAS SON LOS MULTICOLORES QUE SIGUEN APLAUDIENDO EN MEDIO DE LA TRAGEDIA.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Últimos artículos de Opinión